El confinamiento provocado por el coronavirus dispara la ludopatía

 

Con millones de personas confinadas en toda Europa, existe la creciente preocupación de que estar encerrado en casa la mayor parte del día podría dar paso a una nueva ola de adicción al juego. En el Reino Unido, los detractores del juego aseguran que las casas de apuestas han aumentado la publicidad en la televisión y en las redes sociales y utilizan la situación para atraer la atención de los clientes vulnerables.

“Han aumentado las visitas de las personas a las páginas de apuestas en internet. Algunos ciudadanos lo hacen por aburrimiento, otros porque tienen un problema de ludopatía y sienten que necesitan volver a apostar. La publicidad ha aumentado considerablemente y están expuestos a demasiadas tentaciones”, declara Carolyn Harris, parlamentaria británica y presidenta del Comité Parlamentario de Daños Relacionados con el Juego.

Alguien que puede hablar de este tema es Alex Macey, que sufrió trastornos provocados por el juego. Ahora trabaja en la prevención y advierte a otros sobre los peligros de la ludopatía.

“Quedé inmerso en la niebla que rodea al juego. Cuando caí en la adicción, me cegué. Si estas circunstancias me afectaran ahora, me causarían mucha ansiedad y no tengo ninguna duda de que haría más apuestas”, afirma Alex Macey, presidente del Grupo Gamvisory, que lucha contra la ludopatía.

Asustados ante la posibilidad de caer en una adicción, muchos ciudadanos han contactado con grupos de apoyo como el de Macey.

“Pasan mucho más tiempo en internet y ven más publicidad. Hacen apuestas y, de repente, descienden los ahorros de su cuenta bancaria. Este es un momento muy peligroso para mucha gente”, añade Alex Mace.

Con millones de personas confinadas en toda Europa, existe la creciente preocupación de que estar encerrado en casa la mayor parte del día podría dar paso a una nueva ola de adicción al juego. En el Reino Unido, los detractores del juego aseguran que las casas de apuestas han aumentado la publicidad en la televisión y en las redes sociales y utilizan la situación para atraer la atención de los clientes vulnerables.

“Han aumentado las visitas de las personas a las páginas de apuestas en internet. Algunos ciudadanos lo hacen por aburrimiento, otros porque tienen un problema de ludopatía y sienten que necesitan volver a apostar. La publicidad ha aumentado considerablemente y están expuestos a demasiadas tentaciones”, declara Carolyn Harris, parlamentaria británica y presidenta del Comité Parlamentario de Daños Relacionados con el Juego

Alguien que puede hablar de este tema es Alex Macey, que sufrió trastornos provocados por el juego. Ahora trabaja en la prevención y advierte a otros sobre los peligros de la ludopatía.

“Quedé inmerso en la niebla que rodea al juego. Cuando caí en la adicción, me cegué. Si estas circunstancias me afectaran ahora, me causarían mucha ansiedad y no tengo ninguna duda de que haría más apuestas”, afirma Alex Macey, presidente del Grupo Gamvisory, que lucha contra la ludopatía.

Asustados ante la posibilidad de caer en una adicción, muchos ciudadanos han contactado con grupos de apoyo como el de Macey.

“Pasan mucho más tiempo en internet y ven más publicidad. Hacen apuestas y, de repente, descienden los ahorros de su cuenta bancaria. Este es un momento muy peligroso para mucha gente”, añade Alex Macey.

El Gobierno del Reino Unido ha iniciado una amplia investigación sobre los problemas con los juegos de azar, en la que se examinarán aspectos como posibles problemas de salud mental. Los activistas consideran que hay que evaluar cómo la industria aprovechó las medidas de confinamiento para lograr nuevos clientes.

“Honestamente no creo que podamos saber cuántas personas se convertirán en ludópatas a lo largo de estas semanas porque es muy fácil hacer apuestas en internet. Resulta muy sencillo meterse en ese mundo y más aún, gastarte el dinero y caer en la adicción”, concluye Carolyn Harris, parlamentaria británica y presidenta del Comité Parlamentario de Daños Relacionados con el Juego.

Las autoridades advierten del peligro. Superar la ludopatía es muy complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *