Las apuestas son «una nueva droga» que «arruina familias»

El Defensor de la Ciudadanía de Granada alerta del incremento de adicciones al juego a causa de la publicidad de casas de apuestas

A lo largo del pasado año, la oficina del Defensor de la Ciudadanía recibió 21 casos de familias afectadas por la adicción a las apuestas online o las casas de juego. Los jóvenes –algunos de ellos menores– ‘pican’ en la publicidad avalada por rostros conocidos y equipos de fútbol, y entran en el mundo de las apuestas gracias a la facilidad en Internet y la proliferación de locales de juego en los barrios. Para ManuelMartín, se trata de una «nueva droga» que puede llegar a «arruinar familias».

El defensor informó ayer del incremento «considerable» de padres y madres que acuden a él alertando la «grave problemática» que sufren las familias debido a este tipo de adicciones. Por ejemplo, cuando en los estractos bancarios aparecen pagos con tarjeta, de cuantías considerables, que los progenitores no tienen controlados. «Se dan cuenta a raíz de que viene una factura enorme, y los padres llegan a sentirse responsables», explica Martín.

«Al estar enganchados, todo el dinero que consiguen lo utilizan para este tipo de juegos, dándose las circunstancias de que hay jóvenes que llegan a robar a sus propias familias para jugar a las apuestas», relató el defensor.

Por otro lado, sigue creciendo el número de salones de juego en Granada. Para muchos jóvenes, son el lugar en el que termina la noche de fiesta. Ofrecen bebida y aperitivos a buen precio, lo cual es un atractivo más que puede derivar en adicción. Martín advierte del «peligro que supone para la población en general y sobre todo para los jóvenes en particular la proliferación y la publicidad intensa de anuncios de casas de apuestas deportivas que desde hace unos años han proliferado. Casas de apuestas que insertan sus spots en eventos y retransmisiones deportivas, donde incluso llegan a contar con estrellas de fútbol y personas famosas para animar al juego».

Clubes de fútbol

Por todo ello, reclama a tres administraciones –Gobierno central, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Granada– que actúen de inmediato. A través de un comunicado, instó al gobierno local a que «solicite a los equipos de fútbol locales a que colaboren y asuman su responsabilidad social ante la amenaza del grave aumento de las casas de apuestas y los enormes abusos que a su juicio se cometen en materia de publicidad, con una presión publicitaria muy fuerte que afecta de modo especial a los menores y a otras personas consumidores vulnerables».

El defensor considera que no se está actuando «de forma eficaz» ante los problemas de «salud, económicos y familiares». No es sólo una cuestión política, sino de conciencia ciudadana.

Para evitar la exposición de esa población vulnerable a las casas de apuestas, Manuel Martín sugiere retirar la publicidad en horario infantil y eventos deportivos:«Debe estar consignada y limitada a entornos donde no se haga daño». Los anuncios de este tipo de negocios, en opinión del defensor, no deberían estar «en manos de la buena voluntad de los anunciantes».

La «actuación inmediata» que propone Manuel Martín pasaría también por medidas específicas «de prevención, reducción de daños o detección temprana del juego patológico, especialmente para jóvenes».

Esta «droga» va camino de convertirse en una lacra sin retorno, que afecta especialmente a jóvenes y familias en riesgo de exclusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *