Guerra a las salas de juego: mayores multas si entran menores y más distancia a los colegios

La provincia de Córdoba tiene actualmente censados 85 salones de juego, uno por cada 9.000 habitantes

 

Las administraciones parecen haber escuchado las protestas contra la proliferación de las salas de juego y han comenzado a tomar algunas medidas, sobre todo, para proteger a los menores del fácil acceso al juego y el riesgo de la ludopatía. Este es el sentido de las medidas que acaba de anunciar la Junta de Andalucía, que elevará las multas a estos locales por el acceso a menores y, además, está estudiando la posibilidad de alejar estos establecimientos de colegios y centros educativos.

La proliferación de los salones de juego y casas de apuestas afecta ya prácticamente a cada barrio de la ciudad y también han aumentado en el resto de la provincia. Los datos que maneja la Junta señalan que en la provincia de Córdoba existen 85 salones de juego actualmente, lo que supone que hay un establecimiento de apuestas por cada 9.000 cordobeses.

Esta realidad, que se repite en el resto de provincias andaluzas, ha hecho que la Junta de Andalucía, a través de un Decreto ley aprobado este pasado martes en el Consejo de Gobierno, haya acordado un endurecimiento del régimen sancionador para impedir que accedan a establecimientos de juego menores de edad y las personas inscritas en el Registro de Control e Interdicciones de Acceso.

Además, la administración andaluza está trabajando en la modificación de los diversos reglamentos que regulan los salones de juego, en los que se plantea establecer como requisito para la apertura de nuevos de estos establecimientos que guarden una “cierta distancia” de centros educativos. Esta medida es la que esperan ayuntamientos como el de Córdoba, que acaba de anunciar la suspensión cautelar durante un año de la concesión de licencias a nuevas casas de apuestas. Entretanto, está a la espera de que la Junta articule la norma para distanciar estos establecimientos de los centros educativos y, eso mismo, estudiará el Consistorio para que en el PGOU quede reflejado que no podrá haber una sala de juegos a menos de 500 metros de un colegio.

Nuevas multas

Entre las infracciones que pasarán a ser muy graves con el nuevo decreto se encuentra el permitir el acceso y la práctica de juego a las personas que lo tengan prohibido y el incumplimiento de los horarios de apertura y cierre establecidos. Las infracciones calificadas de muy graves serán sancionadas con multas que oscilan entre los 10.001 y los 300.000 euros.

No obstante, para permitir la adaptación a las empresas a las nuevas exigencias de control de acceso a los establecimientos de juego, esta medida entrará en vigor a los seis meses de la publicación del Decreto Ley.

Así, entre otras medidas que se adoptarán de forma inmediata mediante la aprobación, este martes, del referido Decreto Ley, por el que se modifica la Ley 2/1986, de 19 de abril, del Juego y Apuestas de la Comunidad Autónoma de Andalucía, está la incorporación de un control efectivo de acceso y admisión en la entrada de los establecimientos de juego para impedir que accedan menores de edad y las personas inscritas en el Registro de Control e Interdicciones de Acceso.

En el supuesto de que se produzcan estas infracciones de carácter muy grave, y ante el incumplimiento del horario de apertura de estos locales, la Junta de Andalucía también endurece el régimen sancionador, según ha informado la Consejería en una nota.

Estas actuaciones se complementan con una labor de concienciación y sensibilización, especialmente dirigida hacia los más jóvenes, con acciones de prevención y tratamiento de la ludopatía consensuadas con el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) y el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Asimismo, se está trabajando en la modificación de los diversos Reglamentos que regulan los salones de juego, salas de bingo, casinos e hipódromos, en los que se plantea establecer como requisito para la apertura de nuevos salones de juego que estos guarden una “cierta distancia” de centros educativos, así como la regulación de la publicidad de la fachada y demás elementos exteriores de los establecimientos del juego, junto a otras iniciativas de carácter reglamentario, que están en el ámbito competencial de la Junta.

Desde la Consejería de Hacienda han defendido que estas medidas son fruto de las reuniones de trabajo mantenidas con todos los agentes implicados, como el sector empresarial con implantación en Andalucía, la Federación de Jugadores Rehabilitados de Andalucía (Fajer), sindicatos mayoritarios y, por parte de la Administración regional, la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, que tiene las competencias en la materia, el IAJ y el SAS.

El citado Decreto-ley aprobado este martes establece también la necesidad de que la persona encargada de controlar el acceso desde el exterior debe pertenecer a la plantilla de trabajadores de la empresa titular del establecimiento.

De la misma manera, el Gobierno andaluz plantea una modificación del Decreto 250/2005, de 23 de noviembre, que afecta a los Reglamentos de salones de juego, salas de bingo, casinos e hipódromos, y que estudia modificar el régimen de planificación y distancias y la regulación de la publicidad exterior de los establecimientos de juego.

Datos del sector del juego en Andalucía

Los principales datos del sector del juego en Andalucía, que en 2018 generó un volumen de negocio de 2.033 millones de euros, un 4,5% más que el año anterior, vienen de la actividad de casinos, bingos, máquinas B y apuestas deportivas.

El ejercicio 2018 ha sido el primer año completo en la explotación de apuestas deportivas y de competición en Andalucía. El volumen total de cantidades apostadas ha alcanzado los 107,72 millones de euros, lo que arroja un gasto real por habitante medio de 3,18 euros.

En Andalucía, existen actualmente seis casinos, 35 salas de bingo, seis tiendas de apuestas y 878 salones de juego. Por provincias, los salones se reparten entre Málaga (203), Sevilla (193), Huelva (121), Cádiz (87), Almería (86), Córdoba (85) Granada (54) y Jaén (49).

Sin embargo, los establecimientos que se encuentran autorizados para las apuestas deportivas en Andalucía son cuatro casinos, 27 salas de bingo, 787 salones de juego y las seis tiendas de apuestas.

Respecto a la fiscalidad, la Administración regional recaudó en concepto de tasa fiscal sobre el juego un total de 165,2 millones en 2018, de los que 1,95 millones se recaudaron en concepto de apuestas deportivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *