Casi una veintena de asociaciones reciben 500.000 euros en ayudas entre ellas: Fundación EMET Arco Iris, Fundación Hogar Renacer y Asociación IEMAKAIE

 

 

Ruiz reconoce su labor en temas a los que las administraciones «no llegan». Colectivos de toda la provincia acceden a subvenciones para diferentes proyectos

La Diputación de Córdoba firmó ayer convenios de colaboración con 17 colectivos de la capital y la provincia por un montante global superior a los 500.000 euros, que permitirán «ejecutar proyectos que ayudarán a personas con problemas a las que, muchas veces, las administraciones no somos capaces de llegar», afirmó el presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz.

«Ese es nuestro objetivo y lo tenemos que cumplir de manera coordinada con vosotros, que dedicáis vuestra ilusión, esfuerzo, trabajo y tiempo libre para conseguir los objetivos que compartimos», insistió Ruiz. En este sentido, el presidente de la Diputación valoró el trabajo que desarrollan estos colectivos e insistió en que «es responsabilidad de todas las administraciones públicas trabajar en esa colaboración continua y coordinada con los que sois conocedores de sus necesidades».

Entre los colectivos que reciben ayuda de la delegación de Servicios Sociales de la Diputación están el Banco de Alimentos, para su programa Alimentos Solidarios 2019; la asociación Aprosub, para un centro de recursos especializados; la Asociación de Padres y Amigos de los Sordos (Aspas), para un programa de rehabilitación logopédica y auditiva; la Fundación Hogar Renacer, para un programa de manutención y tratamiento de adicciones, y la Fundación Emet Arco Iris, para la atención a mujeres víctimas de violencia de género con adicciones.

También reciben una subvención Acpacys, Cruz Roja Española, la Asociación Cuenta Conmigo (Rute), la Asociación de Familias Necesitadas (Anfane), la asociación Despertar (Lucena), la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), Down Córdoba, Cáritas Diocesana de Córdoba, el Centro Español de Solidaridad de Córdoba, la Fundación Prode Pozoblanco, Iemakaie y la Fundación Promi (Cabra).

«No pueden existir excusas para no ser solidarios y decididos en este aspecto, porque ayudar a los que más lo necesitan debe ser un proyecto colectivo de toda la sociedad y de todos los agentes que la componen», destacó Antonio Ruiz. Por su parte, la vicepresidenta primera y delegada de Bienestar Social, Felisa Cañete, resaltó que «estos convenios vienen a paliar la necesidad de las personas más vulnerables a través de proyectos que, sin vuestra ayuda, no se podrían hacer; sería imposible poder llegar a todos los rincones de la provincia porque no tenemos la capacidad y no conocemos como vosotros las necesidades». Finalmente, Ruiz hizo hincapié en que «para nosotros es importante, dentro del Plan Impulso, trabajar con el mundo asociativo para lograr una sociedad inclusiva, y estos convenios van en ese camino para alcanzar una Córdoba Social».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *